Desde hace varias décadas se consideraba a la chinche de cama como una plaga extinguida, con pequeños focos en paises muy pobres. Esto fue producto de su combate por medio de insecticidas como el DDT y similares, los cuales hoy día han sido retirados del mercado por sus altos niveles de toxicidad.

Esta prohibición del uso de clorados y de muchos fosforados ha provocado el resurgimiento de chinches de cama resistentes a los piretroides, que son los insecticidas de mayor uso en la actualidad.

Hace unos 6 años la National Pest Mannagement Association de EE.UU, a la cual estamos asociados, nos informa de la aparición de un caso de chinche de cama en un hotel de primera línea en Manhattan y, como consecuencia de esta situación, un asociado a la NPMA que brindaba servicio de Control de Plagas  en dicho hotel, es demandado por una cifra millonaria en dólares. A partir de ese momento han surgido estudios periódicos que demuestran el avance de esta plaga, no sólo en EE.UU, sino en todo el primer mundo.

Como consecuencia de la gran movilidad de los turistas a nivel mundial, nuestro pais recibe  permanentemente pasajeros procedentes del emisferio norte los que, en sus maletas, pueden transportar chinches de cama. Los hechos están demostrando dicha teoría pues ya hemos intervenido en varios Hoteles, Hosteles, Apartamentos y Casas de alquiler, controlando focos de Chinches, donde se habían alojado turistas provenientes de dicha zona.

Descripción

-Cuerpo de color café a rojo pálido (si ha ingerido sangre), el adulto mide de 0.3 a 0.8 cm de longitud con cuerpo ovalado y aplanado, las alas son vestigiales y no funcionales, 3 pares de patas, 2 antenas cortas y fuertes mandíbulas. Las hembras tienen el abdomen redondeado, mientras que en los machos es puntiagudo.
-La alimentación es a base de sangre de mamíferos que localizan a través del calor corporal, a una distancia de pocos centímetros.

Biología

– Se le asocia siempre con los humanos, aunque se han documentado también ataques a animales domésticos como: perros, vacas, ovejas, etc.
– La vida media de los adultos es de 6 a 19 meses.
– Las chinche adultas pueden ingerir unas 7 veces su peso en sangre, la ingesta dura de 3 a 5 minutos. Posteriormente se retiran a sus escondites a digerir el alimento y es donde la hembra pone de 2 a 5 huevos diarios (a temperaturas superiores a los 10º C), pudiendo llegar a poner entre 200 a 600 a lo largo de su vida
-Tanto las ninfas como los adultos necesitan grandes cantidades de sangre para sobrevivir y algún húesped cerca. Las ninfas tienen unas 5 mudas, necesitando ingesta de sangre antes de cada muda y su periodo ninfal dura entre 15 y 30 días.
– Los huevos que miden aproximadamente 1 mm, eclosionan de 1 a 2 semanas después de la puesta, la duración del ciclo depende del acceso biológico (desde la eclosión hasta el apareamiento) suele durar de 4 a 9 semanas
– Las ninfas y los adultos pueden sobrevivir largos periodos sin alimento (de 80 a 140 días aproximadamente) y en condiciones adversas
– Parece que las chinches pueden transmitir enfermedades tales como el ántrax, el tifus o la fiebre amarilla, pero actualmente no hay unanimidad sobre este punto.
– De distribución mundial y actividad básicamente nocturna

Hábitat

-Las chinches, en general, buscan lugares oscuros y protegidos tales como: orificios, grietas, colchones, patas de las camas, sommieres, tapicería de sillas, sillones, sofás, detrás del papel de las paredes, zócalos, detrás de cuadros, interior de armarios, debajo de moquettes, pliegues de cortinas, interior de aparatos eléctricos, etc.
-Las chinches son transportadas frecuentemente como «pasajeros» entre la ropa de los huéspedes en sus maletas o dentro de embalajes.
-Las chinches adultas pueden desplazarse entre paredes afectando a habitaciones contiguas a la habitación «foco».
-Aparte de las quejas de los huéspedes, los síntomas externos son: Picaduras, ronchas e irritaciones en la piel, incluso a veces se pueden dar reacciones asmásticas. Los síntomas son a consecuencia de reacciones alérgicas a la saliva de de dichos insectos, y varían de unas personas a otras.
-A las chinches se las puede reconocer también por su olor dulzón característico (casos de fuerte infestación), además de manchas fecales o incluso de sangre en sábanas, almohadas o en la ropa.

Control

-El intento de controlarlas con soluciones caseras, generalmente provoca un crecimiento de las colonias pues su gran prolificidad exige la aplicación de medidas concretas sin pérdidas de tiempo y esto generalmento los puede realizar un profesional entredado en su identificación, etología y métodos de control. Además se debe tener en cuenta que se tratarán lugares muy sencibles como camas, colchones, sommiers, cunas, etc y que se deben minimizar los riesgos mediante el conocimiento de los químicos a emplear.

-Estamos en condiciones de proporcionar tratamientos no químicos (CHEM FREE), aplicables en casos especiales y requeridos por clientes muy exigentes que prefieren esta línea de control de plagas.

Abrir chat