En su calidad de insecto sinantrópico, hematófago obligado y de amplia distribución mundial, la chinche de cama Cimex lectularius ocupa un lugar destacado en el protagonismo del control de plagas urbano. Esto se ha visto potenciado por su resurgimiento a escala global. No pocas veces se ha atribuido esta expansión a su alta capacidad reproductiva; sin embargo, esta no parece ser la realidad.
Hay muchos factores que afectan la vida de una chinche y, en consecuencia, la frecuencia con la que se reproduce. Al igual que con cualquier otro artrópodo, la duración de su vida y su potencial reproductivo dependen de la genética, la calidad de su comida, la frecuencia con la que puede alimentarse y la temperatura, así como de otras condiciones ambientales y de la evitación de lesiones físicas. Una chinche de cama que viva en condiciones controladas y favorables en un laboratorio de entomología puede tener una vida útil muy diferente a la de una chinche de cama en cualquiera de sus hábitats urbanos reales.

“Se puede esperar que la chinche de cama de laboratorio viva de seis meses a un año, mientras que la chinche en condiciones naturales tiene una expectativa de vida mucho menor.

En el mundo real, las chinches que viven alrededor de la cama de un resi- dente enfrentan varios peligros: competencia de otras chinches por comida y refugio, exposición a insecticidas y otros químicos, riesgo de aplastamiento por parte de sus huéspedes durante la alimentación, y depredadores como arañas o hormigas, entre otros.
Las chinches de cama hembras adul- tas enfrentan un riesgo adicional de inseminación traumática. Durante el apareamiento, el macho perfora la pared de su cuerpo para inyectar esperma, un proceso que puede causar lesiones e incluso la muerte.

Aun así, sabemos que cada hembra potencialmente pone huevos (de 150 a 500 huevos viables durante su vida), y las poblaciones de chinches pueden crecer rápidamente cuando los peligros del mundo real son limitados.

Debido a que es difícil encontrar y hacer seguimiento de las chinches en su entorno, la mayor parte de las conclusio- nes se basan en estudios de laboratorio, donde es posible observarlas. Un grupo de investigadores del Departamento de Entomología del Instituto Politécnico y Universidad Estatal de Virginia estudió el potencial crecimiento de la población de chinches recolectadas en el campo que eran altamente resistentes a los in- secticidas piretroides.

Descubrieron que los insectos resistentes pasaban de huevo a adulto en solo 35 días, y las poblaciones duplicaban su tamaño cada 13 días.

Otro estudio, esta vez llevado a cabo en la Universidad de Florida, utilizó modelos de simulación para predecir el crecimiento de la población. En condiciones restringidas y comenzando con una sola chinche macho y hembra, la población creció a 300 chinches en 15 semanas. Como era de esperar, cuando se les dio más comida a los insectos, el aumento de población fue mayor.

INTEGRAL HOUSE
info@integralhouse.com
puntadeleste@integralhouse.com
Montevideo: 2600 9100*
Ciudad de la Costa: 2696 1882
Maldonado / Punta del Este: 4223 5823
Rocha: 4472 8306
Colonia: 4554 7891
Respaldo ORKIN Internacional
Abrir chat