Los termites (termitas) en Uruguay: ¿Mito o realidad?

Hace más de 25 años se detectaron algunos focos de unos insectos que no se podía precisar exactamente ante que especie se estaba.

En 1989, al comienzo de nuestras actividades en el Servicio de Control de Plagas, los estudios que realizamos nos llevaron a identificar a estos insectos como Termites (termitas) Subterráneos de la especie reticulitermes flavipes.

Las dificultades en la identificación surgieron frente a una especie que no era autóctona ya que se estaba frente a la introducción accidental de una nueva especie que no se conocía en nuestra región.

Esta variedad de termites (termitas) se la detecta en el sur de los Estados Unidos, en Centro América, en Australia y en alguna zona de Europa. En nuestra región del sur de América los países que sufren las consecuencias de este insecto destructivo, son Chile y Uruguay.

Existe una teoría por la termites (termitas) se introdujeron accidentalmente en madera contaminada que se utiliza para embalar y proteger equipos y maquinarias que fueron importados de zonas donde hay presencia de estos termites (termitas).

Se sospecha que el punto donde se instaló la primer colonia, está situado en las proximidades de Paso Carrasco, donde encontró excelentes condiciones para multiplicarse y, posteriormente, expandirse a todas las zonas que sufren de esta contaminación.

En una primera etapa la zona más atacada fue Paso Carrasco y Parque de Miramar. Posteriormente, año, tras año, se las vio expandirse hacia Carrasco norte, Barra de Carrasco, luego Carrasco sur y Shangrilá. La diseminación de los focos ha alcanzado, hasta la fecha: Punta Gorda, Malvín, Buceo, Pocitos nuevo, Barrio Sur y Palermo, Centro, Cordón, Tres Cruces, Sayago, Unión, toda la Ciudad de la Costa, Atlántida, Las Toscas, Parque del Plata y Punta del Este.

Por la características de los reproductores (futuros fundadores de nuevas colonias), los cuales están dotados de 2 pares de alas, estos pueden desplazarse hasta cientos de metros en su vuelo nupcial. Por esta razón, año tras año, las zonas colonizadas por estos insectos se van ampliando. Si a esto le sumamos que accidentalmente pueden ser transportados en maderas, muebles, leña, puntales, encofrados, etc., podemos suponer que no pasará mucho tiempo hasta que se encuentren instaladas en todo nuestro territorio y en los países limítrofes.

Lamentablemente se han importado los termites pero no sus predadores naturales, los que tenderían a mantener las poblaciones medianamente controladas. Por esta razón, la única medida de protección es la realización de tratamientos preventivos (previo y durante la construcción o reforma) o correctivos (cuando la plaga se manifi esta en una casa ya terminada y a la cual no se le realizó tratamiento).

Preguntas Frecuentes con relación a los Termites (Termitas).

¿Como se infesta una casa con termites (termitas) subterráneas?
Los termites (termitas) subterráneos anidan en suelos arenosos, instalándose a profundidades entre 1 mt. y 0,5 mt. Desde su nido se trasladan en todas direcciones, buscando alimento para la colonia. Por lo tanto, se puede afi rmar que una de las vias de ingreso a una casa, es por debajo de la misma, no siendo necesario que la casa esté próxima al termitero, ya que estos se trasladan varios metros desde su nido. Existe otra forma de acceso a una vivienda, y es aérea. Las reinas y los reyes están
dotados de alas, lo que les permite volar cierta distancia desde el nido donde nacieron, para luego de aparearse, desprenderse de las alas e ingresar a alguna madera (generalmente por contra-marcos, zocalos, etc. dentro de la vivienda o por algún tronco o madera depositada en el exterior de la casa), y de ella pasar al suelo y ahí comenzar una nueva
colonia. En resumen pueden acceder por debajo de los pisos o a través de una puerta o ventana abierta.

¿Se puede ubicar un nido de termites (termitas) subterráneas?
Los termiteros de esta especie se instalan en los terrenos a profundidades entre 1 mt. Y 0,5 mt. Pueden estar localizados en el jardín, debajo de nuestra casa o debajo de la casa del vecino. Ellas se trasladan debajo de tierra en todas direcciones en búsqueda de maderas que sirva de alimento para la colonia. Generalmente las colonias buscan instalarse próximas a fuentes de calor. Por esta razón es las casas con losa radiante signifi can un lugar más que atractivo ya que pese a la aislación, siempre existen fugas de temperatura que ellas detectan. Otras zonas preferidas por estos insectos son las próximas a baños y cocina que tienen cañerías con agua caliente y desagües por los que corre agua con temperatura. La proximidad a las fuentes de alimentación debe ser tenida en cuenta a la hora de evaluar la posible localización de los termiteros ya que muchas veces, estos insectos, buscan realizar el menor gasto de energía en el tránsito hacia las maderas que les sirven de alimento.

¿Se puede confundir un termite con una hormiga?

Si, es frecuente escuchar comentarios sobre la presencia de “hormigas voladoras” en el interior de una vivienda o local en los meses de Julio, Agosto y Setiembre. En estas épocas del año no hay vuelos nupciales de hormigas, los que si se producen en los meses de verano. Inequívocamente, en estos meses los vuelos que se detecten son enjambres de termites (termitas).

También existe la creencia generalizada de que los Termites (termitas) son Hormigas y, si bien tienen un comportamiento social muy similar al de las hormigas, no están para nada emparentados ya que, por un lado los termites (termitas) pertenecen al orden Isoptera y las hormigas corresponden al orden Himenoptera.

¿Los termites (termitas) comen cualquier madera?
El alimento que procuran los termites (termitas) es la celulosa que contienen diferentes maderas, principalmente por la importante presencia de almidón. Por lo tanto, aquellas maderas más ricas en celulosa serán las preferidas por estos insectos xilófagos. Otro aspecto a tener en cuenta es el contenido de lignina que posean las diferentes maderas, ya que este elemento les resulta muy difícil de digerir, por lo que evitan su consumo. Como guía práctica y muy simplifi cada podemos decir que las maderas seleccionadas para alimentarse, serán aquellas claras o, en las que predominan zonas claras ya que esto indica
la alta presencia de celulosa y la ausencia de lignina. Existe la creencia generalizada que maderas como lapacho, curupay y quebracho no pueden ser atacadas debido a su dureza. Este concepto es erróneo ya que los termites (termitas) poseen la capacidad de perforar dichas maderas duras. Lo que si se puede afi rmar es que dichas maderas tienen muy bajo porcentaje de celulosa, lo que las convierte en poco atractivas para estos insectos.

¿Son efi caces los tratamientos en base a cebos termiticidas?
Efectivamente, los cebos termiticidas son efectivos en el control de estos insectos. Corresponde hacer algunas aclaraciones, ya que, existen importantes diferencias entre un tratamiento de barrera química y un tratamiento en base a Cebos. Por un lado, el tratamiento tradicional de barrera química proporciona resultados en forma inmediata, protegiendo la construcción a partir del momento en que se establece el referido tratamiento. Con relación a los cebos, los mismos proporcional cobertura luego de cierto tiempo de haber sido distribuidos ya que se busca que los termites (termitas) encuentren estos cebos, los ingieran y los vuelquen a la colonia. Como las dosis son bajas, el efecto se nota a partir de cierto período de tiempo, cuando los termiticidas comiencen a hacer efecto sobre los individuos jóvenes primero, sobre la reina después y fi nalmente sobre toda la colonia. Como contrapartida, estos tratamientos proporcionan una cobertura que se podría indicar como permanente y además se logra la eliminación de los termites (termitas) de la zona del tratamiento, mientras que la barrera impide el acceso a las construcciones tratadas exclusivamente.

¿Los termites (termitas) atacan al ser humano?
Rotundamente no. Por su comportamiento estos insectos permanecen aislados en sus galerías o dentro de las maderas que atacan. Las colonias tienen una casta de “soldados” que se ocupa de la defensa de la misma, pero éstos nunca salen a atacar fuera de las galerías.

Comentarios cerrados.